Pages Menu
FacebookTwitter
CatalanEnglishSpanish
Categories Menu

Posteado el Ago 3, 2016 en Noticias y actualidad

La ciencia descubre por qué el café es antidepresivo

La ciencia descubre por qué el café es antidepresivo

El efecto antidepresivo del café se debe a que la cafeína actúa, en células del cerebro, sobre unas moléculas llamadas receptores de adenosina A2A. Así lo ha demostrado un equipo científico internacional que presentó ayer sus resultados enla revista PNAS.

Investigaciones anteriores habían observado que el estrés puede ser un desencadenante de algunos trastornos psiquiátricos, y en especial de la depresión. Tambiénse había observado que, en periodos de estrés, muchas personas tienden a aumentar su ingesta de café. Y que la incidencia de la depresión, e incluso el riesgo de suicidio, son inversamente proporcionales al consumo de cafeína.

El café, por lo tanto, parece tener un efecto protector para evitar que el estrés derive en depresión. Lo que no se sabía todavía es de qué modo ejerce el café su efecto protector. Los receptores de adenosina A2A,, la principal diana de la cafeína en el cerebro, eran los candidatos más obvios.

Estos receptores, que se encuentran en la membrana exterior de las células y tienen la misión de transmitir mensajes hacia el interior, regulan neurotransmisores importantes como el glutamato o la dopamina. La cafeína se fija a los receptores y los deja inactivos.

Para comprobar el papel de estos receptores en el estrés y la depresión, los investigadores han diseñado una serie de experimentos con un tipo de ratones que sufren estrés crónico.

Los resultados revelan que las consecuencias más perjudiciales del estrés pueden prevenirse de varias maneras distintas, pero todas tienen en común que bloquean los receptores A2A. Por ejemplo, ratones transgénicos que no tienen receptores A2A en sus células no llegan a desarrollar depresión como secuela del estrés. Tampoco lo hacen los ratones tratados con un fármaco que bloquea los receptores A2A. Ni aquellos a los que les echan cafeína en el agua.

“Estos resultados sugieren que los receptores A2A tienen un papel central en controlar trastornos del estado de ánimo”, concluyen en PNAS los investigadores, coordinados por Rodrigo Cunha, de la Universidad de Coimbra (Portugal). Indican que “fármacos que bloqueen estos receptores pueden ser una estrategia para tratar el impacto negativo del estrés crónico”. Y certifican un efecto beneficioso adicional del café, que se añade a otros descubiertos anteriormente como la reducción de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, piedras en la vesícula, cirrosishepática o pérdidas de memoria con la edad.